Inicio Mitología Griega Diosa Hestia, la gran diosa del hogar

Diosa Hestia, la gran diosa del hogar

0
Diosa Hestia, la gran diosa del hogar

la diosa Hestia es la diosa del hogar, la casa, la arquitectura, la domesticidad, la familia y el estado. Era una de las tres únicas diosas vírgenes, junto a Atenea y Artemisa. Aunque tanto Poseidón como Apolo querían casarse con ella, Hestia hizo un juramento a Zeus de que permanecería para siempre pura e inmaculada, sin entrar nunca en unión con un hombre.

La diosa Hestia

diosa hestiala hermosa diosa Hestia era muy discreta y pocos figuraba en las hazañas y aventuras de las otras deidades. No le gustaba intervenir en guerra ni en disputas de mortales o Inmortales. Dicen las leyendas que era muy benigna, recta en su proceder y extremadamente caritativa. Como Diosa del hogar, siempre estaba atenta a las súplicas de los que acudían en busca de su ayuda. Hestia también inventó el arte de construir las casas, con las herramientas que la diosa atenea había creado, una de las pocas diosas amada incondicionalmente por los mortales.

La diosa Hestia la primera hija de cronos

En el mito, la diosa Hestia fue la primera hija de Kronos (Cronos) y la diosa Gea, la misma fue tragada por su padre al nacer. Zeus más tarde obligó al viejo Titán a expulsar a Hestia y a sus hermanos. Como la primera en ser tragada fue también la última en salir vomitada, y así fue nombrada como la mayor y la menor de las seis coronas.

Diosa atenea, diosa de la guerra y sabiduría

La diosa Hestia evitando una guerra

La diosa Hestia era muy hermosa, los dioses Apolo y Poseidón buscaron su mano en matrimonio, Hestia se negó muchas veces, En esa época cuando la situación se estaba poniendo tensa y una guerra entre los dioses se avecinaba, la diosa Hestia juro por la cabeza de Zeus que siempre se mantendría virgen. Por haber mantenido la paz en el Olimpo, el dios Zeus le concedió la primera víctima de todos los sacrificios públicos que se ofrecieron a los dioses.

diosa hestia

Reconocimiento a la diosa Hestia

La diosa Hestia era reconocida como la diosa del hogar y como la diosa de la chimenea, ella personificaba el fuego que ardía en la chimenea de cada hogar en Grecia. Hestia recibía la primera ofrenda en cada sacrificio en la casa con familias que derramaban vino dulce en su nombre y le dedicaban la porción más rica de comida.

El fuego de la chimenea en la casa no podía ser apagado por ninguna familia a menos que fuera ritualmente distinguido. Aunque la diosa Hestia no tenía un culto público, era adorada en cualquier templo, independientemente del dios al que el templo estuviera dedicado. la diosa Hestia es descrita como una diosa amable, indulgente y discreta con una naturaleza pasiva y no conflictiva.

Dios Cronos su reinado y la profecía

La buena y tímida diosa Hestia, de quien todos decían que se ocultaba hasta de sí misma, un día cualquiera decidió renunciar para siempre a su asiento en la alta mesa del Olimpo para de esa manera eludir los conflictos de los dioses por celos o rivalidades.

Se dedicó a viajar de ciudad en ciudad, viviendo entre los mortales.

Más información de la diosa Hestia

  • Cada ciudad tenía un hogar público que era sagrado para la diosa Hestia; el fuego que se encendía allí nunca se podía apagar.
  • Nuevas colonias recibieron fuego de la chimenea en el pritaneo (también conocido como el ayuntamiento) y mantuvieron los fuegos encendidos en esos nuevos lugares.
  • Cada comida comenzaba y terminaba con una ofrenda a la diosa Hestia.
  • Al igual que Atenea y Artemisa, Hestia era conocida como una diosa virgen.
  • Aunque Apolo y Poseidón propusieron matrimonio a Hestia, ella le pidió a Zeus que permaneciera como una doncella para siempre.
  • La vida doméstica era su dominio a pesar de su deseo de permanecer virgen.
  • Ella era una de sólo doce deidades olímpicas.
  • Su nombre significa literalmente «hogar»; apropiadamente, sus prioridades eran la familia y la comunidad.
  • Los niños fueron aceptados en la familia al ser presentados en el hogar de la diosa Hestia. Este primer paso observado aseguró la bendición de la diosa sobre la nueva adición.
  • Vesta era el equivalente romano de Hestia.
  • La adoración pública y privada de Hestia estaba muy extendida.
  • Ella representaba la seguridad comunitaria y la felicidad personal.
  • Como Hestia seguía siendo virgen, se deduce que no tenía hijos.
DMCA.com Protection Status

Únete a nuestro grupo de mitología en Facebook

mitos clásicos mitología