Inicio Mitología Griega Quimera – Un monstruo que respira fuego

Quimera – Un monstruo que respira fuego

0
Quimera – Un monstruo que respira fuego

La Llamaban Quimera. Tenía cabeza de León, ojos encendidos, cuerpo de cabra y cola de dragón. Por la boca salía llamas de fuego.

La Quimera tuvo relaciones con Orto, perro de dos cabezas, y de esta Unión nacieron la Esfinge y el Leon de Nemea. A este último lo creo Hera y lo puso en los montes de Nemea, donde hizo vivir un infierno a las tribus que habitaban cerca, ya que las asolaba sin descanso, destrucción a su paso.

quimera

la Quimera ¿Un león, una cabra y una serpiente?

Como muchas criaturas mitológicas, la quimera presentaba los rasgos de varios animales diferentes. Los primeros escritores griegos creían que poseía la cabeza de un león que respiraba fuego. La cabeza de una cabra se levantó de su espalda. Su cola terminaba en la cabeza de una serpiente. En muchos aspectos, la feroz quimera combinaba varios atributos animales temibles. Ella encarna la fuerza de un león, la inteligencia de una cabra y la astucia de una serpiente.!

La caja de Pandora, la historia del castigo de Zeus

 

Antecedentes de la Quimera

Los griegos a veces no estaban de acuerdo sobre los antecedentes familiares de Quimera. Homero escribió sobre ella en su famosa obra de poesía, La Ilíada. Afirmó que un hombre llamado «Amisodoro» había creado la Quimera. Amisodoro también crió a varios hijos que más tarde se convirtieron en grandes guerreros.

quimeraSin embargo, según Hesíodo, una mitad mujer y otra mitad monstruo llamada ECHIDNA dio a luz a la Quimera. Echidna pasó la mayor parte de su tiempo viviendo sola en una cueva de difícil acceso. Se convirtió en la pareja de otro monstruo, Typhon, y juntos produjeron varias de las criaturas más temidas de la mitología griega: Orthrus, un perro con dos cabezas; CERBERUS, un perro multicabezal; la Lernaean Hydra, una serpiente con cabezas múltiples; y Chimaera, todos terribles monstruos mitológicos que causaron grandes estragos en las historias de los dioses.

Colgantes de la Quimera

La quimera suele aparecer a los marineros griegos inmediatamente antes de la llegada de una desgracia grave. Cuando alguien la veía, un naufragio, una terrible tormenta, o incluso una erupción volcánica, generalmente le seguía.

La bestia, según la mitología, se trasladó a una tierra en Asia Menor llamada «Lycia». En algunas partes de esa región, debido a la actividad sísmica bajo la tierra, los incendios estallarían en la superficie. Los antiguos griegos no entendían la actividad volcánica. Afirmaron que los incendios eran el resultado de la quimera que respiraba fuego a través de Lycia.

Diosa Némesis, la diosa de la retribución

Los hijos de la quimera

Los antiguos griegos consideraban a la Quimera como un monstruo espantoso. Según algunos mitos, se apareó con su hermano, Orthrus, antes de dar a luz a dos hijos: el León de Nemea y la Esfinge. (La mayoría de las leyendas dicen que estos niños en realidad pertenecían a Echidna y a su monstruoso esposo, Tifón).

  • El león de Nemea, un león enorme, aterrorizó la tierra de Nemea. Finalmente, un héroe griego llamado «HERCULES» lo mató.
  • El SPHINX o Esfinge se parecía un poco a la quimera en apariencia. Los griegos creían que esta criatura mitológica tenía la cabeza de un humano, el cuerpo de un león y las alas de un pájaro. Hoy en día una famosa estatua de la Esfinge se encuentra junto a las famosas Pirámides Egipcias de Giza. Según las leyendas griegas, la Esfinge a veces aparecía delante de los viajeros y les preguntaba un acertijo. Si los desafortunados humanos no pudieran responder correctamente a este rompecabezas, ¡la Esfinge los devoraría!

Ataque a la quimera

La bestia desarrolló una temible reputación de monstruo. Según la leyenda, aterrorizó al Reino de Lycia. Un día, un exiliado griego llamado BELLEROPHON visitó la región. Conoció al Rey de Lycia, Iobates (también llamado a veces Rey Amphianax en algunas leyendas).

El rey Proetus de Tiryns le pidió en secreto al rey Iobates que matara al joven Bellerophon! Sin embargo, el gobernante de Lycian no quería tomar esta acción directamente. Temía que el asesinato del joven visitante causara una guerra. En cambio, el rey Iobates pidió a Bellerophon que matara a la Quimera. Posiblemente, creía que el monstruo prevalecería sobre Bellerophon.

Diosa Hecate, la guardiana de las llaves

Pegaso y la Quimera

Sin embargo, los acontecimientos no sucedieron de la manera que todos esperaban. Bellerophon se ganó un aliado importante en su lucha contra la quimera: un hermoso caballo alado llamado Pegaso. Las leyendas griegas no están de acuerdo sobre la forma en que PEGASO y Bellerofón se conocieron.

Según una leyenda, Bellerophon se ganó el favor de la diosa griega ATHENA. Decidió enviarle el caballo volador para que le ayudara en su misión contra la Quimera. Otra versión de la historia atribuye a Bellerophon el haberle pedido al hombre más sabio de Lycia, Polyidus, que le aconsejara cómo capturar a ¡Pegaso! Siguiendo el consejo del viejo, Bellerophon pasó la noche durmiendo en el templo de Atenea. La diosa lo visitó en un sueño y puso una brida de oro a su lado. Cuando Belleraphone se despertó a la mañana siguiente, descubrió la brida y la usó para aprovechar la Pegasus.

Caída de la Quimera

Anteriormente, nadie había logrado matar a Quimera porque el monstruo que respiraba fuego podía destruir a los atacantes en el suelo desde una gran distancia usando su aliento cargado de fuego. Bellerophon subió a la cima con la ayuda de Pegaso voló por encima de la cabeza de Chimaera.

Bellerophon colocó un trozo de plomo en el extremo de su lanza. Cuando la bestia trató de incinerarle con su aliento, le lanzó la lanza en la garganta. La quimera se asfixió con el plomo fundido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

DMCA.com Protection Status

Únete a nuestro grupo de mitología en Facebook

mitos clásicos mitología